fbpx

Comparación entre planificación descendente y planificación ascendente

insightsoftware -
abril 15, 2021

insightsoftware is the global provider of enterprise software solutions for the Office of the CFO to connect to & make sense of data in real time, driving financial intelligence across […]

04 2021 Is Blog Top Down Vs Bottom Up Planning Blog

Todas las empresas de éxito tienen un rasgo importante en común: la planificación. Para poder crear y mantener una empresa rentable, todos sus departamentos deben seguir una estrategia bien planteada de antemano. La planificación descendente y la planificación ascendente son dos de las estrategias que utilizan más frecuentemente las empresas modernas.

A primera vista, estos dos tipos de planificaciones parecen polos opuestos. La planificación descendente busca que la empresa pase de centrarse en cuestiones generales a hacerlo en objetivos específicos. Por otro lado, la planificación ascendente es una táctica que sincroniza los objetivos específicos en un marco general. Sin embargo, como podrá ver en este artículo, en la práctica estas dos estrategias opuestas a menudo van cogidas de la mano.

Sobre todo para las nuevas empresas, elegir la estrategia de planificación adecuada es una tarea muy agobiante. insightsoftware le ofrece una solución de última generación que incorpora en una única interfaz de usuario la planificación financiera, la operativa y la de personal. Este software de planificación va mucho más allá de la oficina de la directiva y permite que cada responsable influya de manera positiva en el rumbo de la empresa. Como podrá aprender en este artículo, los empleados deben estar de acuerdo con una planificación para que se pueda ejecutar con éxito.

Planificación descendente

Tal y como sugiere el nombre, la planificación estratégica descendente se decide en lo más alto de la jerarquía de una empresa. La dirección desarrolla una estrategia que incluye todos los objetivos básicos para el éxito de la empresa. Entonces, esos objetivos se comunican al siguiente responsable de la cadena de mando y se implementan en el flujo de trabajo de cada departamento. Así pues, los empleados de primera línea deciden la manera de llegar a conseguir el objetivo.

La planificación descendente tiene en cuenta la macroeconomía del mercado y no se encalla con los detalles de cómo conseguir los objetivos. En la planificación estratégica descendente, los objetivos pretenden guiar el rumbo y la imagen de una empresa a largo plazo.

Planificación ascendente

La planificación estratégica ascendente empieza a crearse en los empleados de primera línea. Los departamentos son los encargados de comunicar los objetivos, en lugar de la dirección. Cada departamento tiene la oportunidad de identificar su potencial de crecimiento. La filosofía que hay detrás de este método es que cada sector conoce mejor su flujo de trabajo interno y, por ese motivo, puede desarrollar objetivos más significativos y asequibles. La dirección recibe esos objetivos y los analiza para crear una planificación cohesionada para toda la empresa.

La planificación ascendente tiene en cuenta la microeconomía de cada departamento de la empresa. Los objetivos se marcan para cubrir las demandas actuales y futuras de cada departamento. La planificación ascendente no limita a los empleados con los objetivos abstractos e intangibles de la compañía. Se centra en que cada departamento de la empresa tenga las herramientas para definir cómo quiere avanzar.

Decidir qué método de planificación funciona mejor en una empresa o mercado es un proceso largo y tedioso. Las soluciones colaborativas y eficaces de insightsoftware le facilitarán ese proceso.

A pesar de que la planificación descendente y la ascendente son métodos muy diferentes, ambas juegan un papel crucial en el crecimiento de una empresa. A menudo, las empresas que se acaban de fundar aplican la planificación estratégica descendente, mientras que las consolidadas suelen utilizar la ascendente. El método descendente guía a una empresa hacia una dirección general que demanda el mercado, mientras que el ascendente proporciona unas directrices específicas para cada departamento.

Este artículo no está pensado para comparar una estrategia con la otra. No se trata de elegir entre la planificación descendente y la ascendente, sino que hay que considerar las ventajas de ambas estrategias y utilizarlas en el momento adecuado para poder hacer frente a la competencia.

Integrated Continuous Planning Resource Center

View Now

Además, hay que tener en cuenta que ambos tipos de planificación tienen ventajas y desventajas. La directiva de una empresa es la que debe decidir qué estilo se adapta mejor a la compañía. A continuación, le mostraremos las ventajas e inconvenientes clave de cada estrategia:

Ventajas e inconvenientes de la planificación descendente

Una de las ventajas más importantes de la planificación descendente es que permite decidir con rapidez los objetivos para toda la empresa. No se pierde tiempo analizando el rendimiento de cada departamento, y la dirección puede implementar rápidamente los objetivos corporativos.

Otra de las ventajas que hay que tener en cuenta es que los objetivos de la planificación descendente son globales. Debido a que las instrucciones vienen de la dirección de la empresa, se manda un mensaje uniforme a todos los departamentos. Por lo tanto, no hay que dedicar un esfuerzo adicional a realinear los procedimientos de cada departamento.

Sin embargo, la planificación estratégica descendente también tiene inconvenientes. Por ejemplo, aunque es un método inclusivo y fácil de implementar, puede que los responsables de cada departamento no estén de acuerdo con los objetivos de la empresa. En ese caso, los encargados de la toma de decisiones no deben sorprenderse si la planificación descendente no produce los resultados previstos.

Ventajas e inconvenientes de la planificación ascendente

Una de las mayores ventajas de la planificación ascendente es que, como surge a nivel departamental, los empleados tienen un mayor nivel de compromiso. En la planificación ascendente, cada indicador clave de rendimiento (KPI) se elabora para ayudar a los departamentos a alcanzar su potencial. En este método, los empleados sienten que controlan más su futuro laboral.

Otra ventaja significativa de la planificación ascendente es que los objetivos suelen implementarse con más probabilidades de éxito. En este tipo de planificación, los departamentos colaboran internamente para crear objetivos significativos. Eso crea un ambiente en que cada empleado se responsabiliza más a la hora de cumplir los objetivos y, por ese motivo, es más fácil cumplirlos y alcanzar los resultados deseados. Además, los departamentos no tienen que hacer un esfuerzo adicional para transformar un objetivo global en un KPI relevante.

No obstante, hay que remarcar que, al igual que la planificación descendente, la ascendente también tiene sus propios inconvenientes. Debido a que cada departamento de la empresa decide sus objetivos, la dirección deberá trabajar duro para unir cada objetivo en un único mensaje coherente a nivel corporativo.

Muchas empresas tienen dificultades para mantener el rumbo después de decidir los objetivos; es habitual definir un objetivo y, después, dispersarse. Sin embargo, los objetivos necesitan dedicación. Para tener éxito, es fundamental corregir la trayectoria cuando surgen datos nuevos. insightsoftware ofrece soluciones de planificación integrales que garantizarán una respuesta rápida a los cambios internos y externos.

6 Best Practices for Continuous Planning

Learn More

Ejemplos compartivos de planificación descendente y planificación ascendente

Veamos una analogía simple para entender mejor la planificación descendente y ascendente: la organización de comidas. ¿Cómo decide qué cocinar?

En una situación con planificación descendente, tendría un plan nutricional. Su nutricionista le habría dado unas instrucciones sobre cuántas proteínas, grasas e hidratos de carbono puede consumir. Nos encontramos frente a un objetivo importante, pero general. Aunque le proporciona unas instrucciones, no es un objetivo específico. ¿Qué alimentos debería comprar? ¿Qué recetas debería hacer?

En una situación con planificación ascendente, no contaría con un plan nutricional. Así que, antes de cada comida, tendría que comprobar qué tiene en la nevera o despensa. Debería considerar qué ingredientes tiene en casa o qué puede conseguir en algún supermercado cercano. Y, según esa información, desarrollaría un menú. Pero ¿sería un menú saludable? ¿Comería las raciones suficientes de cada grupo de alimentos?

Como puede ver, ninguno de estos métodos funciona de manera independiente. Pero ¿qué ocurre cuándo combinamos ambos métodos? ¿Qué pasaría si, al comprobar la comida que tiene en la nevera, tuviera en cuenta a qué grupo de alimentos pertenece cada ingrediente? Eso le permitiría preparar una comida que siguiera las instrucciones del nutricionista al mismo tiempo que tiene en cuenta los ingredientes disponibles. ¡Es la solución perfecta!

Esta nueva estrategia de planificación se conoce como la complementación de enfoques. Hablaremos más detenidamente sobre este nuevo método después del siguiente ejemplo.

Ahora veamos un ejemplo en el sector de los comercios: una cadena de tiendas que vende ropa infantil. En una situación en la que se sigue la planificación descendente, después de realizar un análisis minucioso sobre las ventas de su empresa, el propietario identifica que el artículo que mejor se vende son los monos infantiles. Entonces, establece una cantidad como objetivo de ventas de ese artículo basada en una previsión de la demanda. A continuación, ese objetivo se comunica a los responsables de zona y a las sucursales.

En una situación en la que se sigue la planificación ascendente, son las propias sucursales las que deciden sus objetivos. Una sucursal en Norteamérica establece objetivos para el artículo que más se vende: los monos. Otra sucursal en Europa Central decide que su objetivo debe centrarse en reducir el desperdicio de materiales. En el método ascendente, los detalles de cada objetivo están mucho más definidos. Eso significa que la sucursal de Norteamérica deberá determinar objetivos secundarios para vender una cantidad de monos de una talla específica y que la sucursal de Europa Central deberá centrarse en optimizar el procesamiento y la adquisición de los materiales. Los objetivos principales y secundarios se comunican al propietario de la cadena de tiendas, y se desarrolla un objetivo global y genérico: maximizar los beneficios.

Ambas estrategias pueden conducir al éxito; sin embargo, los mejores resultados se consiguen cuando ambos métodos se combinan en una complementación de enfoques. En este ejemplo, la complementación de enfoques implica que todas las sucursales tengan un objetivo común marcado por la dirección: maximizar los beneficios generados por la venta de monos. Sin embargo, cada sucursal puede decidir los detalles de ese objetivo. Eso quiere decir que la sucursal de Norteamérica y Europa Central tendrán un objetivo distinto en cuanto a las ventas de monos. El objetivo de ventas dependerá de la demanda de cada región. En este modelo, la sucursal de Norteamérica tiene la libertad de utilizar tácticas de marketing innovadoras para aumentar la venta de monos de todas las tallas, y la sucursal de Europa Central tiene la oportunidad de hacer subir su margen de beneficios reduciendo el desperdicio de materiales. En esta situación, ambas filiales tienen un papel importante a nivel corporativo y, al mismo tiempo, mantienen su autonomía.

Complementación de enfoques

La complementación de enfoques combina las mejores características de cada método de planificación para crear un objetivo más factible. Con este método, la directiva establece el rumbo que hay que seguir, pero todos los departamentos lo evalúan y termina convirtiéndose en una planificación más detallada. En otras palabras, los departamentos mejoran los objetivos establecidos por la directiva.

Las ventajas clave de la complementación de enfoques son:

  1. Los empleados se sienten más vinculados con los objetivos corporativos.
  2. Los objetivos son más factibles y se encuentran más alineados con las capacidades de la empresa.
  3. Los objetivos están más coordinados entre los departamentos.

En insightsoftware, entendemos que ninguna empresa es igual. Cualquier estrategia de planificación mencionada en este artículo requiere de tiempo y esfuerzo para llegar a alcanzar los resultados deseados. La herramienta de planificación y presupuestos de insightsoftware, que ofrece una solución integral y colaborativa, puede reducir de forma significativa el tiempo necesario para desarrollar e implementar una estrategia de planificación. Si quiere hablar con uno de nuestros especialistas en planificación o presupuestos, póngase en contacto con nosotros aquí.

4 Things To Look For In A Financial Planning Solution

4 Things to Look for in a Financial Planning Solution

Download Now: